lunes, 9 de marzo de 2015

¿De qué igualdad me hablas?

Ante el mar de comentarios fuera de lugar, machistas y pseudo-feministas que estos ojos tuvieron la desdicha de ver en del día de ayer "Día de la Mujer", aprovecho este vago medio para externar mi punto de vista (quizá errado para muchos, pero ese es el encanto de los puntos de vista) y compartir algunas de las perlas de sabiduría universal que se podían encontrar en las redes sociales.

¿Qué se estaba celebrando ayer? ¿Por qué me dan las gracias por ser mujer? ¿Acaso elegí ser mujer?
Voy a ser honesta: Para mi no es una celebración. Para mi el simple hecho de que EXISTA un día para recordar que TODAVÍA no somos iguales es penoso. Sí, se toma este día para felicitar a las que luchamos, a las que trabajamos, a las que nacimos sin un pene... sí, gracia'... pero ¿hasta cuándo?

Por supuesto que la tenemos más fácil. Por lo general ganamos menos dinero, la sociedad nos presiona a ser amas de casa y de paso nos es inseguro andar en las calles por tener un hueco que los hombres no tienen y hay animales sueltos que se consideran en la libertad de usarnos. Facilísimo, sí.Por supuesto que la tenemos más fácil. Por lo general ganamos menos dinero, la sociedad nos presiona a ser amas de casa y de paso nos es inseguro andar en las calles por tener un hueco que los hombres no tienen y hay animales sueltos que se consideran en la libertad de usarnos. Facilísimo, sí.



Dios.Dios.


Desde hace ya más de un siglo las mujeres hemos (sí, me incluyo) luchado por cambiar las cosas, por romper ese esquema de "la mujer en casa mientras el hombre trabaja" "la mujer debe ser sumisa" "la mujer debe vivir para su machote" para que todavía a esta altura del juego haya personas dispuestas a hacer comentarios como "recuerda que ustedes salieron de la costilla de uno, o sea que fueron un 'afterthought' según la Biblia"... Sí, y según la Biblia si una mujer enviuda su cuñado debe preñarla... si eres hijo de un cuerno no puedes pisar la iglesia (ni tus hijos, ni los hijos de tus hijos...) y si te amputan un testículo tampoco... No se puede ser tan literal. Un libro escrito por hombres en un momento de la historia en que, (al igual que ahora), la mujer era considerada inferior al hombre, no debe ser el punto de referencia.

Este caballero es una estrella.Este caballero es una estrella.


Y no se detiene.Y no se detiene.

Otro de los fabulosos comentarios que vi: "Mi jefa es mujer y gana más que yo"... ¿Y? ¡¿Y?! ¿Por qué hay que recalcar que es mujer? ¿No se supone que somos iguales? Nadie anda diciendo "Mi jefe es hombre y gana más que yo". De la mano de ese comentario va uno aun más cotidiano y dicho tanto por hombres como por mujeres: "¿A quién se lo habrá dado esa para tener ese trabajo?" Es decir que ninguna mujer realmente tiene el mérito para llegar con su esfuerzo a donde está, tiene (por obligación) que ofrecerle algún servicio sexual a un hombre para alcanzar sus metas. Por Dios.


Absolutamente nada...Absolutamente nada...



Uno de mis 'favoritos' de ayer "No offence but women probably have greater equalitythan men..." (en español: Sin ofensa pero las mujeres probablemente tienen mayor equidad que los hombres") ¿Qué es equidad para este sujeto? Porque en mi diccionario dice que es ser iguales, ni más ni menos... De paso en su perla de sabiduría también expresó: " 40% of domestic violence is against men not women", (40% de la violencia doméstica es contra hombres no contra mujeres) es decir, caballero, que aunque esta cifra debería ser de 0% para ambos sexos, está siendo de un 60% para las mujeres... por ser mujeres.


Greater gender equality.Greater gender equality.


El feminismo busca con terminar el sexismo, la explotación sexual y la discriminación. Es algo que nos afecta a todos.
Esta lucha no es para empequeñecer a los hombres (como muchas personas creen), sino para llegar a un punto en el que las oportunidades y responsabilidades sean las mismas para hombres y mujeres; al final el resultado es un beneficio común.

Es decir el fin no es que las mujeres tengamos más beneficios que los hombres, sino que el mundo se maneje de forma justa y que las oportunidades que usted tiene sean exactamente las mismas que una persona del sexo opuesto con los mismos méritos.

......



Entiendo que este cambio resulte difícil, no es algo que se logra de un día a otro, pues tenemos toda una vida viendo las cosas como son (injustas). La responsabilidad de que las cosas todavía sean como son es de ambas partes. Solo nos queda tratar de arreglar lo que hay.

Espero poder vivir algún día en un mundo en el que las mujeres podamos salir de noche sin miedo, igual que los hombres, sin temor a que un salvaje ataque verbal o físicamente; que los cargos importantes sean ocupados por las personas que mayor mérito tengan, sin diferenciar entre hombre o mujer; que no haya necesidad de tener un "día de la mujer" porque todos seamos iguales ante los ojos de la ley y de la sociedad; y que se erradique la violencia "contra la mujer". Son problemas que azotan la sociedad y que mientras se mantenga la mentalidad de los sujetos que cité, no van a terminar nunca.

Por otro lado: ningún hombre tiene la obligación de ceder su lugar por el simple hecho de que usted tiene una vagina y él no (exceptuando por supuesto el caso de las embarazadas y las personas que sí tienen la necesidad). Tampoco existe una razón ni motivo para que una mujer tenga ventaja en cualquier situación de la vida por tener senos/trasero/una carita bonita y enseñarlos. Esas son las pequeñas actitudes que nunca van a dejarnos avanzar. Si queremos igualdad, es con TODO. No somos objetos.

Sigamos luchando y siendo ejemplo, que todavía hay que lograr muchas cosas. 

Este tema no tiene final, y sólo abarqué un poquito, pero cierro diciendo: esta lucha es de todos y para todos, aquí todo el mundo gana.

sábado, 22 de noviembre de 2014

Te rendiste.

¿Que estoy diferente? ¿Cómo no estarlo?
Te rendiste, sin siquiera intentarlo...

Te rendiste, aunque nunca lo admitas.
Te rendiste al decir que era imposible.
Lo que duele es que sé que yo habría movido montañas,
valles y océanos para encontrarte...

Tú en cambio decidiste ir por el camino fácil
y simplemente rendirte, sin haberlo intentado.


jueves, 16 de octubre de 2014

Lo que no extraño.

Tengo caaaasi dos meses fuera de la isla que me acogió toda mi vida y que llamo hogar. Hoy, con un poco de tristeza al admitirlo, me atrevo a decir que extraño pocas cosas, y la mayoría se pueden mover de donde están (familia, novio, amigos, comida y beneficios superficiales como 'no andar a pie').

Suena "vende-patria", quizá lo es, pero analizándolo bien, de las cosas que no se pueden mover, me hace falta la casa, los atardeceres perfectos (que sólo apreciaba los fines de semanas, yeh : / ). Me hace falta la posibilidad de ir a una playa de ensueño en 35 minutos...

Pero NO me hace falta el desorden general que caracteriza a mi pueblo;
ni la deshonestidad (casi) común que se ve en nuestra podrida sociedad;
la falta de respeto al prójimo, mal que se ve en TODOS los estratos de la sociedad,
ni las noticias estúpidas (Titulares como: "asesinó a su pareja porque no le preparó mondongo el domingo"*);
ni el comportamiento machista (¡de hombres y mujeres!);
ni los piropos de muy mal gusto que los imbéciles en la calle son incapaces de guardar para si mismos.

Tampoco extraño:
La inseguridad en la calle;
la Genthezhiita Ke Exszkribee aszíixsz! y que piensa: espera, ¿esa gente piensa?
Los 'menores preñadores' y las 'menores preñadas/preñables';
los chismes, la inmadurez, la necesidad de la gente con poco cerebro de impresionar aun cuando no tienen como y los nuevos ricos.

Quizá vivo en la parte más fea (quizá) de el país que me acoge, que estoy pasando más trabajo que un 'forro de catre' aprendiendo el idioma más difícil del mundo, pero ¿saben lo bien que se siente poder ir caminando a buscar un jugo a las 3 de la mañana con el móvil EN LA MANO y tranquila?
Es demasiado bueno saber que hay leyes PENSADAS y que se cumplen;
que el sistema de transporte público funciona y que es completamente seguro.

Y lamentablemente, si a algo le debo temer en este país, es a los mismos inmigrantes.

Puede que este escrito suene odioso, poco patriótico y mal agradecido, pero de verdad, son pocas las cosas que extraño de la sociedad dominicana.

Espero que eventualmente tenga ganas de regresar a la isla partida, (porque después de todo es inminente), pero mientras tanto, pocas cosas me hacen querer volver.

inia.

*Ese titular me lo inventé, pero no es que me sorprendería si un día de estos sucede.

jueves, 9 de octubre de 2014

Una mata de aguacate.

Yo pensando:
... cuando una mata de aguacate no tiene aguacates,
solo hay que esperar un poco, eventualmente los tendrá.
Eso significa que cuando no me tiene contenta me tiene esperanzada.
La mata de aguacate nunca falla a sus fieles.

De paso son buenos con azúcar, con limón y con sal... ¡y solos!.
No desentonan, pueden ser protagonistas o extras, pero siempre buenos. (Como debería ser la gente *ahem*).

Un aguacate siempre saca una sonrisa, hasta de la cara más infeliz.
Si no me lo cree, le invito a salir de su linda isla (donde siempre hay aguacates),
y cuando se encuentre con un aguacate en un supermercado remoto
por más verde y chiquito que sea le ASEGURO que le hará sonreír bien grande.

Y así, pensando porquerías llegué a la conclusión:

Cuando sea más grande me quiero enamorar.Me quiero enamorar de una mata de aguacate.

Inia Pecé.
... metáfora extraída de mi abrumada mente en una noche de insomnio, escuchando canciones de amargue de Regina Spektor, en un país donde los aguacates son escasos.

domingo, 30 de marzo de 2014

Hoy soy una carretilla.

Hoy me desperté siendo una carretilla.
Ya no soy yo, una persona normal.
Soy una carretilla... en una esquina.
De esas que cargan tierra, mi*rda y basura.

Siento que mis mangos están desgastados y astillados.
Que hacen daño y destruyen las manos.
Siento que me falta mi rueda.
¿De qué sirve una carretilla sin rueda?
Siento que... quizá, solo quizá... hoy soy inútil.

Estoy en una esquina.
Inmóvil.
Estoy en una esquina, sola.
Esperando a ser parte de lo que me rodea.
Volver a la tierra. Ser vida.
Dejar de ser una carretilla.

:(

lunes, 17 de junio de 2013

Este año no habrá pastel.

/// post post-depresión repentina ///

He aprendido a vivir sabiendo que las cosas cambian,
que la gente se va, que los años de vida están contados
y que todos tenemos una fecha de vencimiento.
Pero aun no acepto que tía se haya ido por siempre.

Cualquier cosa que me recuerde a ella,
en vez de ponerme feliz me deprime.
La recuerdo con amor, pero no me gusta pensar en que ya no está.

Ya han pasado 2 años,
y el sentimiento es el mismo del primer día.

Otro año sabiendo que el pastel de cumpleaños no será hecho por ella.
Otro año sabiendo que no recibiré su llamada.
Otro año... coño.

¿Por qué la vida de la gente buena
es más corta que la de la gente mala?
Hay tantos 'porqués' en mi cabeza,
aún sabiendo que no debo cuestionar,
me resulta inevitable no hacerlo.

Otro año... otro año sin tía.