jueves, 9 de agosto de 2012

Siguió.

Y la vida siguió.
Como siguen las cosas que no tienen mucho sentido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario