domingo, 20 de marzo de 2011

¡Aldo está en Arico!




















.. quiero creer que tengo la capacidad de sólo pensar en cosas positivas,
pero cuán difícil está resultando.

Acabo de leer un correo de un caballero con serias deficiencias ortográficas, en que plantea su muy poco convencional método de evaluación.

Su método, también conocido como "no-soy-lo-suficientemente-profesional-ni-adulto-para-admitir-que-estoy-errado-ante-una-persona-que-se-supone-que-es-inferior-a-mi" ha sido la causa de que mi récord se vea afectado... y mi humor también. Uh-oh.

Me resulta muy interesante el caso, sobre todo porque ahora mismo hay dos palabras dando pasos de baile (¡muy violentos, debo destacar!) en mi mente, ambas empiezan con la misma letra, pero una termina en "aldito" (como Aldo chiquitito) (Por cierto, Aldo es un lindo nombre :) ) y la otra palabra finaliza con "aricón" (Como refiriéndose a Arico, un municipio en Tenerife, pero en GRANDOTE).

Que situación. Pero, ¡valor! A trabajar con lo que hay, aunque SÉ que no es lo que merezco. Me parece que ya no vale la pena luchar por ese fin. ¿Pa' qué, 'ombe? Lo único que puedo buscarme es que tenga que repetir todo porque el caballero decida cogerme mala fe.
¡Yippee! Es casi como una represión.

Feliz día, y que Dios te libre de energúmenos similares.

Adeus,
Inia

PS: Mi viejo me dijo que saber que he cumplido con mi responsabilidad es todo lo que necesito. Debo admitir, que eso de "saber que yo hice bien, aunque el otro no lo reconozca" no es mi estilo... Pero recuerdo: el don sabe lo que dice, son muchos años de experiencia. :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario